Inicio » Destacados » Un mes sin cobertura móvil

Un mes sin cobertura móvil

Los vecinos de Galve de Sorbe (Guadalajara), molestos después de un mes sin cobertura móvil

GUADALAJARA, 7 (EUROPA PRESS)

El pueblo de Galve de Sorbe, situado en la Sierra Norte de Guadalajara, lleva aproximadamente un mes sin cobertura de telefonía móvil, situación que ha llevado a muchos de sus escasos vecinos –130 habitantes– a quejarse ante el Ayuntamiento pese a que, tal y como ha señalado su alcalde, Julián Esteban, no se trata de una responsabilidad municipal.

Esteban, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que pese a que se ha dirigido a la empresa Movistar, que es la que única que tiene buena cobertura en el municipio, y también a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, para comunicar este incidente, todavía no ha recibido “ninguna respuesta”.

El alcalde de este pequeño municipio de la provincia está “muy molesto” porque los vecinos se piensan que “si falta la luz, la culpa es del alcalde, si no se escuchan los móviles, también y todo es del alcalde. Me hacen responsable aunque no tenga la culpa”, ha indicado.

Esteban entiende que los vecinos estén enfadados y “llevan razón” pero ha asegurado que él ha hecho lo que cree que tenía que hacer, y volverá a insistir “por escrito” en ello “este mismo lunes”, aunque por el momento siguen en la misma situación.

Aunque muchos de los escasos vecinos que habitan en Galve de Sorbe tienen teléfono fijo, Esteban ha reconocido que también hay otros tantos, que sólo van al municipio los fines de semana, que no cuentan con telefonía fija sino móvil.

En todo caso, Julián Esteban espera que el problema se solucione cuanto antes porque “también está afectando a la hospedería de la zona”, ha manifestado.

De momento, según ha reiterado, no les han dado ninguna solución ni saben a qué puede responder este incidente “porque no nos dicen si hay alguna avería o se ha quemado algún equipo”, pero lo cierto es en ocasiones anteriores también en esta localidad han “tenido muchos problemas con la telefonía móvil”.

“Menos mal que hay pocos vecinos, si hubiera muchos, ya me hubieran apedreado”, ha ironizado Julián Esteban, consciente de que ahora sólo “toca” esperar, “pues no sabemos qué hacer. Hoy mismo ni siquiera va Internet”.

(EuropaPress)